Porque el oro es considerado una divisa

El oro reúne muchas de las características con las que cuenta una moneda:

Convertibilidad

Este cotiza todos los días de la semana las 24 horas del día a nivel internacional en los principales centros financieros del mundo. Un mercado tan amplio otorga un sistema de compensación efectivo para las transacciones en todo el planeta, también es reconocido como un activo líquido de gran calidad. Pocos activos pueden convertirse en moneda con la facilidad que se convierte el oro. Este siempre tiene demanda y mercado. Además tiene la ventaja de estar protegido contra la inflación y las fluctuaciones del mercado financiero, a diferencia de los bonos y acciones.

Reserva de valor

El oro es un metal prácticamente indestructible, esto lo convierte en un medio ideal para preservar la riqueza. Función que por cierto ha desempeñado de manera eficiente a lo largo de la historia del mundo. Protegiendo el patrimonio de sus poseedores de la inflación y la devaluación de la moneda

Medio de cambio

El oro no es una moneda oficial, pero puede utilizarse para adquirir tanto bienes como servicios en muchas partes del mundo. Con él se pueden comprar propiedades, autos, mercaderías etc. Por ejemplo Malasia lo acepta como moneda de curso legar en algunas regiones. En Suiza y Méjico se utiliza como divisa alternativa.

Como ya dijimos es un activo de muy alta liquidez, con él se opera montos similares a los que se opera con el dólares americanos y la libras esterlinas.

Es decir, el oro ha tenido un papel fundamental a lo largo de la historia en el sistema económico. En el sistema actual en el que los tipos de cambio fluctúan, se lo sigue considerando un activo monetario seguro. Que garantiza y protege el patrimonio de su poseedor, por estar a salvo de la devaluación monetaria y la inflación. También actúa respaldando las reservas monetarias de las naciones.

Por sus características el oro se comporta más como una moneda que como materia prima. En esto coinciden los analistas, los inversores, los líderes de bancos centrales y organismos reguladores.

Mientras el sistema monetario avanza para dar lugar a nuevas monedas de reserva, el oro adquirirá un protagonismo que se acrecentará, este protagonismo equilibrará los riesgos propios de las monedas fiduciarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.