Pasos necesarios para invertir en oro

Aunque para el común de los mortales puede parecer un tanto complicado invertir en oro, es menos difícil de lo que muchos nos pensamos. Eso sí, antes de soltar un solo céntimo de nuestro dinero, hemos de tener muy claro qué pretendemos obtener. ¿Rentabilidad? ¿Cuánta y con qué riesgo? ¿A qué plazo? ¿Buscamos comprar monedas por atesorar belleza? ¿Para tener nuestro dinero a salvo de los vaivenes del mercado?

Decidido el motivo, familiaricémonos con los nombres, pesos y valores de monedas, lingotes y otros objetos. Leamos e informémonos, de modo que no caigamos en la trampa de cualquier desaprensivo con metal de 12 kilates y lengua de 24.

La clave es la información

El oro, como todo bien que cotiza en unos u otros mercados, se paga de forma diferente según el momento. Infórmese antes de comprar un simple gramo. Sepa a qué precio va a pagarlo y qué tendencia tiene el mercado a corto o medio plazo, si es cuando desea revenderlo. Ya se sabe que, a largo plazo, el oro acaba por ser rentable.

Decida cuál va a ser la cantidad que invierta. Piense que puede necesitar dinero antes de que su inversión sea de verdad rentable, de modo que, si ha de retirarlo y vender el oro antes de lo recomendable, en el mejor los casos habrá perdido el tiempo.

Ponerse en manos de un experto

Hecho todo esto, y salvo que sepa muy bien cómo funciona el Forex, póngase en manos de un experto, de alguien que conozca los mecanismos y entresijos del mercado de divisas. A él le interesa gestionar su dinero de la mejor manera posible, puesto que, si usted gana, él gana.

El inversor profesional es capaz de decidir con acierto cuánto y cuándo invertir en lingotes, monedas o cualesquiera otras formas, de modo que, si no nos curamos nosotros mismos una apendicitis, dejemos que otro profesional sea quien rentabilice nuestras inversiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.