Los 10 mandamientos para invertir en oro.

1. Sé realista
Sea realista al invertir en oro y no piense que sus bolsillos se van a llenar de la noche a la mañana. El punto clave es la paciencia. Podrá hacer buenas ganancias a largo plazo conociendo muy bien las fluctuaciones del mercado. El oro que adquiera no será para vender al día siguiente.

2. Debes tener claridad con sus metas.

Es necesario que le especifique muy bien a su agente lo que desea al invertir. Algunos inversores solo desean «tocar» las fluctuaciones del mercado post, y esto difiere mucho en una persona que, por ejemplo, ya está jubilada y lo que quiere es conservar sus ganancias.

3. Elegirás solamente corredores con buenas referencias

Realice una investigación sobre los proveedores que usará. Algo clavel: la acreditación. Deben tener, igualmente, un historial con buenas referencias y que no posean queja alguna. Encontrar el perfecto corredor nos aumentará los beneficios y al momento de liquidar el oro las operaciones se harán de manera más confiable.

4. No inviertas todo tu dinero en oro

Lo más recomendado es hacer una inversión diversificada para que su dinero no lo apueste todo al oro, es decir, aproximadamente un 30% del patrimonio expuesto. De esta manera habrá más equidad con tus inversiones y podrás asegurar tu dinero.

5. Investigarás la legislación aplicable a cada instrumento de inversión

Tiene que saber que todos los productos de oro son diferentes en cuanto a normas y legislación. Por ejemplo, algunas monedas pueden tener una libre circulación con mínimos requisitos, mientras otros pueden estar reguladas.

6. Te esforzarás en comprender las diferencias entre cada instrumento de inversión

Tenga claro que no es lo mismo poseer un ETF (Fondo Índice Cotizado) que oro físico. Un ETF es un papel que le dará intereses. Éstos pueden traer gastos de gestión y tiene algunas implicaciones fiscales. Por su parte, el oro físico traerá costos de almacenamiento. Los ETF normalmente tienen que pagar impuestos de hasta de 28%, lo que constituye una tasa elevada.

7. No invertirás en una minera si no quieres estar al tanto de su desempeño

No invierta en ETF o acciones de una minera si quiere estar al margen de balances y desempeños de la compañía . ¿Por qué? Si un ETF tiene riesgo, poseer acciones solo le da una participación determinada en las empresas mineras. Mejor será que compre por sí mismo el oro, lo almacene para generar menos volatilidad y tener más seguridad.

8. Estudia hasta el cansancio la diferencia entre la pureza del oro y el contenido de oro

Debe tener en cuenta una diferencia sustancial entre dos términos: «contenido de oro» y «pureza». Si quiere invertir en monedas es más importante el contenido de oro que su pureza.

9. Invertirás en instrumentos de inversión de alto rendimiento

Puede ser atractivo comprar y vender pepitas de oro, pero tiene que saber que la inversión verdadera está en los productos que son «Grado de inversión». El valor objetivo de estas pepitas puede ser muy bajo. Algunas de sus partículas que son de color más oscuro pueden ser debido a impurezas.

10. No confiarás en la joyería

Otra implicación con los valores subjetivos: la joyería no es fiable. ¿Por qué? También puede tener impurezas, además que el valor puede incrementarse por el coste que le ha puesto el artesano. La joyería para un inversionista tiene muy poco valor como activo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.