¿Lo que es bueno para la economía es malo para el oro?

La reciente baja del precio del oro ha tenido efectos en diferentes partes del mundo. Aunque se considera un activo bastante seguro, la actual caída de los precios ha llevado a muchas empresas mineras ha sufrir una caída brusca en su flujo de caja.

Durante los últimos 12 años, los precios del oro se mantuvieron bastante altos. En esta época el oro sirvió como una inversión de refugio, sobre todo después de la crisis financiera de 2008. El oro funciona como un refugio cuando la macroeconomía experimenta ciclos turbulentos.

Pero, ¿qué ocurre cuando la economía está recuperándose? Mientras que el Standard & Poor’s 500 ha recuperado su valor desde septiembre de 2011 hasta agosto de 2013 en un 45%, el precio del oro se ha reducido en un 31% en el mismo periodo.

Crisis para unos, oportunidades para otros

Mientras que algunas mineras han visto reducido su valor de mercado drásticamente. En el momento cumbre del valor del oro en 2011, llegaron a tener un valor de 486 billones de dólares. Desde entonces hasta agosto de 2013 han experimentado una pérdida de 271 billones.

Sin embargo, este escenario que asusta a muchos inversionistas del oro ha resultado en oportunidades para otros de adquirir el precioso metal. En India, donde hay toda una cultura del oro —se realizan regalos con joyas en bodas y otras celebraciones especiales—, muchas personas han podido acceder a este metal y se ha producido un gran aumento en su consumo.

Algo similar puede decirse de China. Con el crecimiento exponencial de la economía de este país, muchos trabajadores de la clase media han podido acceder a joyas fabricadas con oro. Ahora bien, con la baja en los precios de este metal, personas que hasta ahora no habian podido adquirir joyas han podido hacerlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.