¿Dónde vender oro?

Si alguien decide vender su oro, es posible que se encuentre con tanto locales especializados que pueda dudar de cuál es el más idóneo para realizar la venta del oro y cuál es el que mejor valorará las piezas de oro entregadas.

«Compro Oro»

De un tiempo a esta parte, podemos encontrar pequeños locales en cualquier ciudad donde se indica «Compro Oro» que han proliferado de forma llamativa. Muchos de ellos, por su aspecto exterior e interior, no invitan ni siquiera a entrar, produciendo cierta desconfianza al que desea vender.

Por otra parte, la gran mayoría de joyerías, además de dedicarse a su especialidad, se están dedicando a comprar joyas de oro a sus clientes. Es muy posible, que la joyería no ofrezca el mismo precio de tasación que un local especializado, pero su aspecto comercial es diferente y el público en general suele optar por acudir a estos locales que les inspiran más confianza.

Hay otra forma menos conocida de vender y comprar oro: las empresas que se dedican a realizar estas transacciones como inversión. Pero son muy poco conocidas y además, no resulta el lugar perfecto para el ciudadano que necesita o quiere vender sus joyas de oro. Este tipo de empresas trabaja con oro puro, es decir, con lingotes y monedas y con grandes volúmenes.

Actualmente, en la época digital que vivimos, la forma más utilizada para vender las joyas es a través de Internet. Existen una gran cantidad de empresas que ofrecen la compra de oro en la web. Si se opta por este tipo de transacción, es muy importante que el vendedor de oro se informe bien de los precios que ofrecen cada una y sobre todo de las condiciones, antes de dar cualquier paso.

Es preferible perder un poco de tiempo comparándolas antes de realizar alguna acción que pueda derivar en una sorpresa desagradable.

Vender las joyas viejas

Hay que tener mucho cuidado y acierto para elegir el mejor sitio para vender las joyas que ya no se utilizan. Si se opta por algún local comercial deshonesto es muy posible que después de la transacción uno se dé cuenta de que la valoración ha sido menor y que el comprador ha obtenido una ganancia muy amplia.

Uno de los grandes problemas de la venta de joyas de oro viejas es que muchas de ellas no son de oro puro sino que vienen mezcladas con otros materiales como plata, zinc, cobre o níquel.

Una opción que todo buen comercial honesto aconsejaría sería vender las piezas de oro tal cual, como joya usada. El valor de estas joyas en peso de oro es muy bajo, sin embargo, se puede obtener un valor económico más alto si se venden como joyas antiguas, ya que existen personas a las que les gusta este tipo de complementos con solera.

La mejor opción es vender las joyas antiguas a una empresa importante y que tenga renombre en la ciudad. Es mejor que tenga buena reputación.

De todas formas, se elija una opción u otra, lo que sí que hay que tener en cuenta siempre es que hay que informarse en Internet del precio de oro al contado y de las posibles fluctuaciones. Un vendedor informado asegura una mejor venta de sus joyas de oro.

Desirée R.A.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.