INVERTIR EN JOYAS DE ORO, la mayor debilidad femenina

INVERTIR EN JOYAS DE ORO, la mayor debilidad femenina

Invertir nuestro dinero en joyas y además que sean de oro nos puede resultar una locura pero en cuestión de gustos y prioridades femeninas no hay opción. Las joyas, en general, juegan un papel muy importante en la vida de las mujeres y cada vez más. Invertir en ellas es el mayor de los vicios insuperables de cualquier mujer del siglo XXI que ya puede combinarlas a cualquier hora del día y de la noche.

Antiguamente y en la mayoría de las culturas, regalar un collar de oro era una tradición en casos de bautizos, cumpleaños o aniversarios. Hoy día, esa costumbre se ha perdido y son las amantes del oro las que se “autoregalan” estas preciosidades porque el Oro es sinónimo de distinción. Además, simboliza el poder adquisitivo y la posición económica que mantiene en función de la calidad del objeto de lujo que luzca. Ese simbolismo tiene lugar en la antigüedad, cuando la función de las joyas de oro era mostrar el nivel de pureza, valor y realeza.

En realidad todo comienza con unos simples pendientes que nos obligan a llevar cuando somos aún bebés y con el paso de los años, ya nos hemos acostumbrado a no prescindir de artículos de lujo que son esenciales para una buena armonía de nuestra belleza y bienestar personal. No obstante, hay algunos momentos de la vida que marcan el comienzo de una nueva inversión que durará por muchos años, tales como la graduación académica, el anillo de compromiso… tras estas experiencias, ¿cómo va a renunciar una mujer a los encantos de una joya de oro? Aunque empeñe todos sus ahorros en una joya al año, será la mejor inversión que habrá hecho sin duda alguna.

Conservar joyas de gran valor en una caja fuerte exige, además, prestarle los cuidados necesarios para su perfecto mantenimiento. Lo ideal, es que no se encuentren mezclados, pues cada joya requiere un espacio determinado de acuerdo una buena y previa clasificación.

Joyas que merecen una buena inversión

Existen gustos tan diversos que las joyas forman parte de la personalidad de cada mujer. Es por ello que, dependiendo de su calidad, color, forma y estilo las mujeres se inclinan por joyas diferentes independientemente del precio.

➢ Pendientes de oro

➢ Collares de oro

➢ Pulseras de oro

➢ Anillos de oro

➢ Colgantes de oro

➢ Cadenas de oro

➢ Broches de oro

➢ Brazaletes de oro

➢ Orquillas de oro

Los colores del Oro

Aunque creamos que el oro tan sólo puede ser amarillo, estamos confundidos. Es el metal con más amplia gama de colores que podemos encontrar en joyería. Los colores del oro son: rojo, amarillo (el más clásico), blanco, verde y azul. Sí, todos son posibles en oro y se logran usando ligas o mezclas de cobre, plata, latón, platino, etc. Puede que el azul sea el más extraño y lo es, pero se consigue este color en oro igual que con los demás colores, usando oro fino y ligando 18 ó 14 kilates con hierro.

Sin embargo, de todos los colores que el oro tiene, el más demandado y comercializado es el blanco por su difícil elaboración con el platino. Para conseguir una joya de oro blanca hay 3 tipos de aleación: con níquel y sin paladio; con paladio y sin níquel; con mezcal de los 2.

Así que si lo tuyo son las joyas y dentro de estas maravillas lo que más te atrae es el Oro, opta por el oro blanco si deseas ser lo más elegante posible, por el azul para ser lo más original posible, por el verde para no perder la esperanza, por el amarillo para mostrarte conservadora en los tiempos que corren y por el rojo para levantar pasiones. En cualquier caso, cada joya lleva escrito tu nombre, tu personalidad y tus cualidades. ¿Cómo se va a resistir una mujer a la belleza que nos regala una buena joya de oro? Una joya de oro en nuestra colección de complementos es una inversión de por vida. Si algún día nos encontramos en tiempos difíciles y no hay más opción que poner a la venta nuestros bienes más preciados, siempre tendrás la seguridad de que una buena joya es tu mejor aliada contra la crisis económica por su alto nivel de liquidez.

No hay motivo que impida no tener una joya de oro en casa que además de hacerte deslumbrar en cualquier lugar, te sirva de refugio para tus ahorros a largo o corto plazo.

Compartir en redes sociales
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


nueve − 2 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>